fbpx
dermatólogo en Léon dermatologia atopica

DERMATITIS ATÓPICA

La dermatitis atópica o eczema atópico es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la sequedad, por la aparición de lesiones de enrojecimiento, inflamación y descamación de la piel, y de intenso prurito o picor. Es la enfermedad crónica de la piel más frecuente en niños.

¿Es contagiosa la dermatitis atópica?

No, no se contagia. La dermatitis no se transmite de unas personas a otras aunque el contacto sea muy cercano y muy prolongado, ni por contacto directo, ni por ropas o toallas, ni por agua. Algunas veces puede aparecer una infección de piel sobre la dermatitis atópica. Si se contagia una infección se usa el tratamiento correspondiente y desaparece, pero en ningún caso se contagia la dermatitis atópica en sí.

¿En quién aparece la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica puede aparecer en cualquier persona. Existe una predisposición genética determinada de tal modo que, si los padres de un niño tienen atopia, la posibilidad de desarrollar dermatitis atópica es mayor que para la población general.

¿A qué edad aparece la dermatitis atópica?

Lo más frecuente es que aparezca en la época de lactante. La época más típica es alrededor de los 4-6 meses de edad pero podría presentarse incluso en el primer mes de vida.
Aunque la edad más frecuente son los primeros meses, puede aparecer a cualquier otra edad, con los primeros síntomas en niños de varios años de edad, e incluso en la edad adulta, sin que de niño haya tenido dermatitis.

¿Qué síntomas provoca la dermatitis atópica?

El síntoma más característico es el prurito o picor. El picor suele ser muy intenso, y llega a ser insoportable, alterando el sueño y el carácter.

¿Dónde aparecen las lesiones de dermatitis atópica?

Aparecen en cualquier zona del cuerpo. En los niños más pequeños las zonas más típicas son las mejillas, el cuello, brazos, muñecas, dorso de las manos, muslos y los pies. Cuando los niños se van haciendo más mayores y en los adultos los sitios más típicos son las flexuras de codos y de rodillas, el cuello, los pies y las manos. Estas zonas son las más frecuentes, pero puede aparecer en cualquier zona del cuerpo.

¿Cómo se produce la dermatitis atópica?

En la dermatitis atópica existe una mayor reactividad de la piel. Es parecido a lo que ocurre en el asma, la rinitis o la conjuntivitis. En estas enfermedades existe una inflamación de los bronquios, la nariz o los ojos. Esa inflamación los hace más sensibles a muchos estímulos, esa inflamación produce un estado de hiperreactividad.
Esa reactividad de la piel hace que responda con la aparición de lesiones y picor ante la presencia de estímulos variados: frío, calor, cambios de temperatura, ropas, roce, jabones, infecciones, ejercicio, nerviosismo …

¿La dermatitis atópica es de causa alérgica?

No. Aunque estos pacientes tienen más riesgo de desarrollar alergias alimentarias y rinitis – asma alérgico, la dermatitis no se produce por alergias a comidas o agentes externos. La dermatitis atópica más habitual es la dermatitis de causa desconocida.

¿A qué se debe la dermatitis atópica si no existe alergia?

No se sabe con certeza. Se discute sobre causas genéticas, alteraciones en la inmunidad, problemas nutritivos o metabólicos, causas infecciosas, causas neurovegetativas, alteraciones psicológicas o emocionales, o a una combinación de varias de estas.

¿Cómo se diagnostica y como se trata la dermatitis atópica?

No existen análisis ni pruebas que diagnostiquen la dermatitis atópica. Se diagnostica por los síntomas típicos: lesiones, localización y picor. Para hacer un diagnóstico riguroso se exigen una serie de condiciones o criterios referentes a la duración, síntomas, antecedentes personales o familiares, y hallazgos en la exploración del paciente.

Es el dermatólogo el especialista encargado de emitir un diagnóstico correcto para posteriormente realizar el tratamiento más adecuado para cada paciente.